Neumáticos

Todas las marcas al mejor precio garantizado! Asegurate de seleccionar los neumáticos adecuados y realizar su mantenimiento para que rindan al máximo. Vení y asesorate!

Algunos datos útiles

Queremos ayudarte a mantener y cuidar tu auto.

Cómo se lee un neumático

El costado de los neumáticos contiene toda la información que necesitas saber para conocerlo.

Tipo de neumático: define el uso apropiado de ese neumático. Por ejemplo, la “P” en el neumático que se muestra significa que es para un vehículo de pasajero. Si el neumático tiene las siglas “LT“ (light truck), significa que es para un camión liviano (o camioneta).

Ancho de sección: es la distancia, en milímetros, que existe de un costado a otro. Por ejemplo 185.

Relación de aspecto: es la relación porcentual entre el ancho de sección y la altura de sección. Por ejemplo, el 60 significa que la altura es igual al 60% del ancho de sección.

Tipo de construcción: la “R” significa que el neumático es de construcción radial.

Diámetro de llanta: es el diámetro interno del neumático que es igual al de la llanta medida en pulgadas. Por ejemplo 14”.

Indice de carga: representa la carga máxima en Kg. que un neumático puede soportar en su condición nominal de utilización.

Respetar siempre las normas del código de circulación, conduciendo con cuidado y respeto por los demás conductores son las claves de una conducción segura.

Conducción en mojado

Uno de los mayores riesgos que comporta la conducción en mojado es el aquaplaning. ¿Cómo se puede contrarrestar este fenómeno? El aquaplaning hace que el neumático "deslice" y que pierda agarre de forma inmediata.

Se trata de una situación peligrosa que normalmente se presenta al circular a cierta velocidad por tramos de carretera muy mojados o con grandes charcos formados por causa del mal drenaje de la carretera.

Conducir con cuidado y llevar neumáticos no desgastados e inflados correctamente puede evitar este efecto en la mayoría de los casos, puesto que las bandas de rodadura están diseñadas para drenar la mayor cantidad de agua posible, con el fin de asegurar la máxima adherencia.

Frenado

Todo el mundo sabe que no hay que frenar en las curvas, aunque es una práctica común entre muchos conductores, que toman las curvas frenando y sueltan el pedal al alcanzar el centro de la curva.

Una conducción de ese tipo somete a los neumáticos (sobre todo a los delanteros) a un doble esfuerzo excesivo: mantener la trayectoria fijada y oponer resistencia a la fuerza del sistema de frenado.

Todo ello en un juego de fuerzas que, además, pueden comprometer la estabilidad del automóvil y, por lo tanto, su agarre en carretera.

1. Área de contacto

La parte del neumático que está en contacto con la calzada es aproximadamente del tamaño de tu mano. Tu seguridad, confort y el ahorro de carburante dependen de esa pequeña superficie. Tené en cuenta que los neumáticos:

  • Son la única unión entre el vehículo y la ruta.
  • Soportan todo el peso del coche, una carga de hasta 50 veces su propio peso.
  • Responden a los distintos movimientos de la conducción como la dirección, la aceleración y la frenada del coche.
  • Absorben todos los obstáculos de la calzada.

2. Desgaste y profundidad de los neumáticos

Comprobá regularmente la profundidad del dibujo de los neumáticos y cambialos cuando estén gastados. De esta forma el agarre y la tracción estarán garantizados, evitando desagradables sorpresas. Cambia los neumáticos antes de que la profundidad de la escultura llegue al límite legal de 1,6 mm. Tu seguridad y movilidad dependen de la profundidad del dibujo porque:

  • Los canales del relieve sacan el agua que queda debajo del neumático, ayudando a mantener el control
  • Cuanto mayor sea la profundidad del dibujo más agua evacuará y, por tanto, se reducirá el riesgo de aquaplaning
  • Una presión de inflado correcta, al igual que el mantenimiento regular del vehículo, garantizará que los neumáticos tengan el mejor comportamiento durante su vida útil

3. Presión del neumático

La presión correcta reduce el riesgo de perder el control del vehículo. También protege a los neumáticos de un desgaste prematuro y de daños irreversibles en la construcción interna. La presión de los neumáticos puede disminuir por pequeñas perforaciones, por el escape natural de aire por los componentes del neumático o incluso por una bajada en la temperatura ambiente. Comprobá la presión de los neumáticos, incluida la rueda de auxilio, todos los meses y antes de un viaje largo, preferiblemente con los neumáticos fríos (que no hayan circulado más de 4 kilómetros a baja velocidad). Si se comprueba en caliente hay que añadir 0,3 bar a la presión recomendada. Es importante comprobar la presión una vez al mes, porque:

  • La baja presión aumenta el riesgo de dañar los neumáticos
  • Un exceso del 20% de presión reduce de una forma importante la vida del neumático.
  • Una presión correcta aumenta la vida útil del neumático y permite ahorrar carburante

La presión recomendada NO se indica en el neumático. La presión de inflado que aparece en el lateral del neumático es sólo presión de inflado máxima del neumático. La presión de inflado recomendada puede encontrarse:

  • En el manual de usuario del vehículo
  • En el lateral de la puerta, junto al asiento del conductor
  • En el interior de la trampilla del depósito de carburante

4. Balanceo

El balanceo ayuda a prevenir un desgaste prematuro de los neumáticos y elimina las vibraciones. También protege la suspensión, la dirección y la transmisión del vehículo. Siempre que se cambien o desmonten los neumáticos deben ser balanceados.

5. Alineación de las ruedas

Una correcta alineación de dirección y una suspensión en buen estado influye positivamente en el comportamiento de tu auto y en tu seguridad. Ésta puede verse afectada si el neumático sufre un impacto con un objeto sólido como un borde o un bache. Es importante que la alineación sea correcta para:

  • Conseguir la mejor conducción
  • Proteger los neumáticos de un desgaste irregular y/o rápido
  • Ahorrar carburante

6. Neumáticos traseros

Los neumáticos traseros no están conectados al volante, lo que dificulta el control de su adherencia. Para lograr una eficiencia óptima, comprobá regularmente la presión y estado de los neumáticos, especialmente durante la rotación de los mismos ya que muchos vehículos especifican presiones diferentes para el eje delantero y el trasero. Por seguridad, los neumáticos nuevos o menos gastados deben ir siempre en el eje trasero para garantizar:

  • Mayor control en frenadas de emergencia o curvas cerradas
  • Menos riesgo de perder control del vehículo, especialmente en superficies mojadas
  • Mejorar la conducción, especialmente en situaciones difíciles, independientemente de que el vehículo sea de tracción delantera o trasera

7. Las válvulas

Las válvulas y sus componentes suelen ser de goma, por lo que se terminan deteriorando. Cambiar las válvulas al comprar neumáticos nuevos es una forma barata de proteger los neumáticos y el vehículo. A altas velocidades, una válvula de goma se dobla por la fuerza centrífuga y acaba deteriorándose. El tapón de la válvula también es importante. Es el que mantiene la estanqueidad y protege del polvo y la suciedad. Comprobá regularmente el buen estado de las válvulas y los tapones para:

  • Mantener la estanqueidad y presión correcta del neumático
  • Garantizar una vida más larga del neumático

8. Manipulación y almacenamiento

Por seguridad, es extremadamente importante mantener los neumáticos almacenados alejados de llamas, cualquier objeto incandescente o sustancia capaz de producir chispas y/o descargas eléctricas (p. ej., generadores de batería). Cuando se manipulan neumáticos es recomendable utilizar guantes de protección.

9. Reparación de neumáticos

Cuando hay que arreglar un neumático es fundamental acudir a un especialista para que desmonte el neumático de la rueda e inspeccione el interior. Es absolutamente necesario porque los daños internos no se ven cuando el neumático está montado en la llanta. Un profesional:

  • Garantizará el cumplimiento de los procedimientos de montaje, desmontaje, equilibrado e inflado del neumático y la sustitución sistemática de la válvula.
  • Comprobará el estado interno del neumático, detectando cualquier daño no visible en la superficie
  • Comprobará que el neumático se vuelve a colocar correctamente, optimizando la conducción y el confort
  • Garantizará el cumplimiento de las normas legales y del fabricante a la hora de elegir neumáticos: estructura, dimensiones, código de velocidad y capacidad de carga
  • Asegurará el cumplimiento de la presión de utilización prescrita por el fabricante del vehículo o el de los neumáticos.
  • Tendrá en cuenta las instrucciones de montaje y advertencias en los flancos (dirección de giro o dirección de montaje)
  • Tendrá en cuenta las características de neumáticos específicos (neumáticos de perfil bajo, runflat, autosellantes, etc.)
  • Garantizará tu seguridad

10. Duración

La duración de un neumático varía tanto que es imposible predecir exactamente su vida útil. Un neumático está formado por varios tipos de compuestos de lonas y gomas que influyen en su comportamiento. Su evolución depende de muchos elementos como el tiempo, las condiciones de almacenamiento y de uso, entre otros muchos factores a los que se somete el neumático en su vida. Por te recomendamos que revises el aspecto de tus neumáticos, que estés pendiente de la pérdida de presión o de cualquier fenómeno anómalo (vibración, ruido, tracción), que podrían indicar que los neumáticos deben sustituirse. Te recomendamos:

  • Acudir a un especialista para revisar los neumáticos de su vehículo si tienen más de cinco años, al menos una vez al año.
  • Seguir las recomendaciones de sustitución de los neumáticos del fabricante del vehículo
  • Cambiar los neumáticos de más de diez años desde la fecha de fabricación, aunque parezcan estar en buen estado y no hayan alcanzado el límite legal de desgaste
  • Bridgestone
  • Continental
  • Firestone
  • Pirelli
  • Goodyear
  • Michelin
  • Fate
  • Dunlop

Querés hacernos otra consulta?

Si aún tenés alguna duda, llamanos o envianos un mensaje sin compromiso.
Alguien de nuestra empresa se pondrá en contacto con vos a la brevedad.

La Plata (Oficina Comercial) 0221 451 2460.

Los Hornos (Centro de Servicios) 0221 458 5151.

221 602 7089.

* Son campos obligatorios

Oficina Administrativa. Frente a Control Urbano

Calle 50 n° 1256 esquina 20

Tel: (0221) 451-2460

Mail: info@academiacircular.com.ar

Centro de Servicios

Avenida 66 n° 2070

Tel: (0221) 458-5151

Mail: info@academiacircular.com.ar